Laboratorios de cómputo, ¿una opción anticuada?

computer-labs.jpg

Hace un par de décadas, los laboratorios de cómputo daban a los estudiantes la oportunidad de acceder a una computadora. Pero las circunstancias han cambiado, contar con computadora portátil ya no es una rareza entre los estudiantes, entonces ¿los laboratorios de cómputo siguen siendo una buena inversión en las escuelas?

Foto: Pixabay

Los laboratorios de cómputo representan grandes beneficios para las instituciones educativas, desde ahorro de papel hasta mayor eficacia y seguridad en evaluaciones (Farag, 2018; Küppers et al. 2018; Harron et al. 2017; Wang 2017). Un par de décadas atrás, los laboratorios de cómputo daban a los estudiantes la oportunidad de acceder a una computadora. Pero las circunstancias han cambiado a través de los años, contar con computadora portátil ya no es una rareza entre los estudiantes, y éstas cuentan con buenas características sin necesidad de ser caras, entonces ¿los laboratorios de cómputo siguen siendo una buena inversión en las escuelas?

De acuerdo con Brown y Wilson (2018), la instrucción uno a uno en las clases de programación es el escenario perfecto dado que un alumno obtiene toda la atención del profesor, y éste, podrá personalizar la retroalimentación del alumno. Sin embargo, señalan también lo irreal de este escenario. Con esto en mente, la pregunta y reto de todo profesor es: ¿cómo atender individualmente a todos los alumnos y despejar la gama de dudas que surgen en una sesión de no más de una hora? Mientras que, por otro lado, un programador novato, después de haber acudido a tutoriales, sitios web, documentación y notas, lo mejor que puede hacer para resolver sus dudas es contactar a un colega y pedirle ayuda (Carey y Papin, 2018).

Hoy en día la gran mayoría de los alumnos cuenta con computadora portátil. De ahí la interrogante, ¿el uso de laboratorios de cómputo sigue siendo una opción redituable para las instituciones educativas?

Considerando lo anterior, los profesores Erika Ibarra, Sandra Miranda y Guillermo Lara, de PrepaTec campus Morelia, implementaron, durante el semestre Agosto - Diciembre 2018, un proyecto con la intención de brindar más y mejor asesoría a los alumnos cursando clases de programación. El proyecto consistió en instalar un software de administración de laboratorios de cómputo que permite al usuario comunicarse en todo momento con el administrador (durante la clase), en este caso el profesor, vía texto o voz. Además, el profesor puede monitorear la pantalla y la actividad de cada uno de los alumnos y puede comunicarse con el alumno de manera privada en todo momento.

Pero la implementación no arrojó los resultados esperados, dado que desde un principio emergieron obstáculos que no habían sido considerados; los alumnos se mostraron reacios al uso de las computadoras del laboratorio de cómputo ya que preferían hacer uso de su computadora personal a pesar de que la computadora del laboratorio les daría la oportunidad de recibir asesoría directa por parte del profesor durante la clase.

Al final del semestre, se aplicó una encuesta a los alumnos con la finalidad de profundizar en el problema, un total de 27 alumnos respondieron a diversas preguntas, entre los resultados más destacados tenemos:

  1. El 33% de los alumnos indica nunca haber hecho uso del software, un 60% dice hacerlo usado solamente de 1 a 5 veces durante el semestre; mientras que solamente un 7% lo usó entre 6 y 10 veces.  Es decir, el uso del software fue bajo.

  2. El 55% de los alumnos que usaron el software respondieron que les gustó utilizarlo. Las razones que más mencionaron son:

    • Puedo preguntar cosas que no entiendo sin que mis compañeros se enteren

    • Puedo ganar monedas (hicimos uso de gamificación para promover el uso del software)

    • Recibía respuesta del profesor rápidamente

3. Por otro lado, las razones expuestas por el 45% de los encuestados para explicar su descontento con el software fueron:

  • Prefiero llamar al profesor a mi lugar

  • Prefiero trabajar en mi computadora, ahí tengo a la mano todo lo que necesito

  • Las computadoras del laboratorio son lentas

  • Las computadoras del laboratorio tienen Windows y yo uso macOS

  • La respuesta por parte del profesor tardaba en llegar

4. Finalmente, el 50% de los encuestados indicaron que usarían en mayor medida el software si éste estuviera instalado en sus computadoras portátiles.

Debemos asegurarnos de que los laboratorios de cómputo tengan las características necesarias para seguir siendo de utilidad, de lo contrario, se convertirán en parte de la decoración de nuestras instituciones educativas

De lo anterior, se puede observar que los alumnos prefieren trabajar en sus computadoras portátiles; el uso de gamificación incentivó a los alumnos a hacer uso de las computadoras del laboratorio, pero antes de ello, prácticamente ningún alumno dejaba su computadora para usar la PC del laboratorio durante la clase. Cabe mencionar que el 100% de los alumnos de la clase de programación cuenta con computadora portátil y los ambientes de programación que usamos son gratuitos o en ambiente web. De ahí la interrogante, ¿el uso de laboratorios de cómputo sigue siendo una opción redituable para las instituciones educativas?

La intención de este Edu bit es invitar a los profesores, administradores de laboratorios y autoridades educativas a realizar un análisis y evaluación de sus laboratorios de cómputo. No pretendo decir que éstos sean un recurso inútil o en desuso, lo que si expongo es la necesidad de asegurar que éstos cuenten con las características necesarias para seguir siendo de utilidad, que sean una inversión y no un gasto.   De otro modo se convertirán en parte de la decoración de nuestras instituciones educativas.




Acerca del autor

Sandra Miranda Leal (sandra.miranda@tec.mx) es ingeniero en Sistemas Computacionales y Maestra en Ciencias de la Información y Administración del Conocimiento. Es profesora de tiempo completo  en PrepaTec del Tecnológico de Monterrey, campus Morelia, e imparte entre otras, las materias de Pensamiento lógico computacional y Desarrollo de aplicaciones móviles.


Referencias

Brown, NCC. y Wilson, G. (2018). Ten quick tips for teaching programming. PLOS Computational Biology 14(4): e1006023. https://doi.org/10.1371/journal.pcbi.1006023

Carey, M. y Papin, J. (2018). Ten simple rules for biologists learning to program. PLOS Computational Biology 14(1): e1005871. https://doi.org/10.1371/journal.pcbi.1005871

Farag, S. G. (2018). Computer laboratory teaching management system for improving teaching and learning. International Journal of Online Engineering, 14(9), 182-189. Retrieved from www.scopus.com

Harron, N. A., Saod, A. H. M., Ramlan, S. A., Razak, F. A., Ishak, N. H., Sadimin, S., . . . Ismail, N. (2017). ComTrack: Implementation of innovative computer lab management tool for academic institutions. Paper presented at the ISCAIE 2017 - 2017 IEEE Symposium on Computer Applications and Industrial Electronics, 132-135. doi:10.1109/ISCAIE.2017.8074964 Retrieved from www.scopus.com

Küppers, B., Politze, M., Zameitat, R., Kerber, F., & Schroeder, U. (2018). Practical security for electronic examinations on students’ devices doi:10.1007/978-3-030-01177-2_21 Retrieved from www.scopus.com

Wang, F. (2017). Research on the paperless examination in the university public computer laboratory. Paper presented at the ACM International Conference Proceeding Series, 52-55. doi:10.1145/3157737.3157752 Retrieved from www.scopus.com