Obstáculos para el desarrollo de la nanotecnología en México

nanotecnologia limitantes.jpg

Los profesores debemos aportar a la investigación en materia docente, capacitarnos en los temas científicos actuales y transmitir correctamente este conocimiento a los alumnos.

Opinión

Cuando la prioridad es la cantidad de publicaciones científicas y no la calidad de las mismas, se contribuye a generar un estancamiento del desarrollo científico en cualquier país. Con este criterio podemos encontrar mucho trabajo científico, sin duda, pero de baja relevancia. México no es el único caso donde así sucede, en España, por ejemplo, la asignación de recursos económicos para llevar a cabo un proyecto científico competitivo, está en función de la cantidad de artículos publicados por el investigador, para siquiera poder aspirar por estos apoyos (Silió, 2019).

Científicos mexicanos han destacado en el área de la nanotecnología, tal es el caso del grupo de investigación donde participa la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), quienes lograron  la síntesis de nanopartículas de oro a partir del extracto de nopal (Rico-Moctezuma et al., 2010), nanopartículas que pueden ser utilizadas para purificar el agua (Pantapasis y Grumezescu, 2017). Es un ejemplo de cómo podemos aprovechar los extractos obtenidos de la flora o fauna nacional modificando alguna(s) de sus propiedades para darle usos inesperados y aprovechar estas mejoras. Sin duda este tipo de investigaciones impulsan el desarrollo económico e industrial del país.

“La nanotecnología estudia la forma en la que el uso de materiales a escalas nanométricas (una millonésima de milímetro) puede llegar a tener efectos en escalas grandes, dándonos la capacidad de sintetizar materiales con propiedades exóticas y poder utilizarlas para aplicaciones ingenieriles”

- Flores-Chávez -

A pesar de ser un tema relevante, y lo que el país necesita para progresar a corto plazo, de cierta manera se están limitando los temas de investigación en esta área de conocimiento. La nanotecnología en México se ha caracterizado por la implementación de materiales baratos obtenidos de extractos de plantas para aplicaciones específicas. Se ha observado continuamente que los temas más relevantes sobre nanotecnología en nuestro país son implementaciones de materiales adicionados con nanopartículas de oro, plata y óxido de titanio para mejorar las propiedades de los materiales. Esto ha sido un esfuerzo importante que han logrado los científicos mexicanos, desarrollar métodos de síntesis de materiales con pocos recursos económicos. Sin embargo, debemos ampliar las áreas de investigación en nanotecnología para generar nuevo conocimiento.

Para asegurar la continuidad de los proyectos de investigación, desde su hipótesis hasta una aplicación industrial, tradicionalmente se ha seguido una especie de “sistema”, en el cual participan estudiantes de doctorado, realizando un proyecto de investigación durante los últimos semestres de su carrera, guiados por un profesor. De esta manera “heredan” los proyectos de investigación y se asegura una continuidad en el conocimiento generado. Este sistema ha funcionado durante siglos, de hecho permite que los estudiantes de grandes científicos se conviertan en científicos de igual o más alto calibre, pero, ¿qué pasa con aquellos estudiantes que no son guiados apropiadamente? Muchos de ellos quedan desmotivados pues sienten que no están haciendo un progreso real o que su trabajo no es tan relevante.

La “herencia” de los proyectos de investigación de mentor a estudiante, es uno de los factores que tienen como consecuencia que se dejen de lado otros temas de investigación, como la química computacional, la modelación de sistemas químicos, diseño de biosensores, entre otros. Sobre todo dentro de la investigación básica de los temas alrededor de la nanotecnología.

Obviamente estos no son los únicos factores que influyen en ésta temática. En 2018 la Dra. María Álvarez-Buylla Roces, quien fue nombrada titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), ha expresado estar fuertemente en contra de la investigación básica y del uso de transgénicos en la agricultura (Domínguez, 2019), por lo tanto, algunos proyectos de investigación están en riesgo de ser afectados, pues con la nueva reforma a la Ley de Humanidades, Ciencia y Tecnología, el CONACYT, tiene total autonomía al momento de decidir la asignación de recursos para financiar proyectos de investigación en el sector público (Suárez, 2019). Todo esto combinado con la falta de inversión en investigación por parte del sector privado, hace que profesionistas se vean obligados a dedicarse a proyectos con intereses específicos porque solo a ciertos proyectos se les da un financiamiento adecuado.

Las iniciativas necesarias para superar las limitantes del desarrollo científico en el país son bastante claras. Es necesario que el gobierno, el sector privado, y la comunidad científica, se pongan de acuerdo. También, enfatizar que existan proyectos interdisciplinarios que, aunque en principio sean proyectos de investigación básica, a largo plazo puedan ser utilizados en ámbitos ingenieriles y que la población en general pueda verse beneficiada por las avances de este progreso. Adicionalmente, como ciudadanos debemos exigir a CONACYT que financie proyectos que sean de interés para toda la población y se abra un espacio en el que los puntos de vista de todos los actores involucrados en este proceso, se tome en cuenta para las decisiones.

Como profesores, debemos aportar a la investigación en materia docente, aún y cuando no estemos asociados con el CONACYT, capacitarnos en los temas científicos actuales y transmitir correctamente este conocimiento a los alumnos, enfatizando la naturaleza bajo la cual realmente se hace investigación científica en el siglo XXI.

 

Acerca del autor

Joel Antonio Flores Chávez (joelantonio@tec.mx) es ingeniero en física y profesor de ciencias en la PrepaTec campus Santa Catarina.

 

Referencias

Domínguez, L., (2019, Febrero 25). Nueva Ley de ciencia “amenaza la libertad de investigación. Recuperado el 9 de abril d 2019, de https://www.eluniversal.com.mx/cultura/nueva-ley-de-ciencia-amenaza-la-libertad-de-investigacion

Pantapasis, K.,  Grumezescu A., (2017) 13 - Gold nanoparticles: advances in water purification approaches, Academic Press Pages 447-477, ISBN 9780128043004, https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780128043004000137

Rico-Moctezuma, A., Vilchis-Nestor, A. R., Sánchez-Mendieta, V., Avalos-Borja, M., & Camacho-López, M. A. (2010). Biosíntesis de nanopartículas de oro mediante el extracto de Opuntia ficus-indica. Superficies y Vacío, 23, 94-97.

Suárez, A. (2019, Febrero 16). Preocupa a científicos rumbo de la Conacyt. El Sol De México. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/cientificos-conacyt-3066871.html

Universidad Nacional Autónoma de México (2012) 2nd International Symposium on Nanoscience and Nanomaterials https://www.cnyn.unam.mx/sinn2013/Abstracts_Book_SINN_2013.pdf