Los beneficios de incluir educación artística en el currículo

bigstock--171498443.jpg

Un nuevo estudio confirma que incluir educación artística en el currículo tiene beneficios medibles que incluyen mayor compasión, mejores tasas de disciplina y mejor desempeño en los exámenes de escritura.

Imagen: Bigstock

Una nueva investigación hecha por el Rice University Kinder Institute for Urban Research sobre el beneficio de incluir clases de arte en la educación K-12, realizó un ensayo controlado aleatorio con 10,548 estudiantes de 42 escuelas primarias y secundarias de Houston, Texas, que en su mayoría cuentan con estudiantes de bajos ingresos.

El estudio encontró que la exposición a actividades artísticas como el teatro, la danza, la música y las artes visuales, tienen grandes beneficios para los alumnos. Según los resultados, las infracciones disciplinarias se redujeron en un 3,6 %, además de que se detectaron mejorías en los ejercicios de escritura, compromiso escolar y las aspiraciones universitarias de los alumnos participantes.

Entre 1999 y 2012, la cantidad de alumnos de primer grado que dedicaron tiempo de instrucción a clases como música, arte, danza y teatro disminuyó, especialmente en danza (12 %) y teatro (16 %).

Cerca de un tercio de las escuelas que participaron en la Iniciativa de Acceso a las Artes de Houston no tenían un maestro de arte a tiempo completo, por lo que la investigación tuvo que limitarse a escuelas con asociaciones comunitarias de arte.

La investigación explica que, desde que se aprobó la ley “Que Ningún Niño se Quede Atrás”, las escuelas se concentraron en las materias que aparecen en las pruebas estandarizadas, lo que explica los recortes en el presupuesto para educación artística y sus respectivos profesores.

Sin embargo, los los beneficios de incluir educación artística en el currículum son significativos. Tiffany Thompson, maestra de primer grado en Codwell Elementary, escuela que participó en el estudio, dijo que este tipo de exposición hace una diferencia para los estudiantes con dificultades. "Algunos estudiantes que no sobresalen académicamente, están más comprometidos, porque les brinda una forma diferente de aprender", comentó la profesora.

Según las conclusiones de la investigación, el incluir educación artística, llevar a los alumnos a ver obras de teatro o danza, o hasta hacer presentaciones con marionetas, afecta positivamente el aprendizaje social y emocional así como también fomenta el desarrollo de habilidades como la creatividad y la comprensión, las cuales son vitales para la vida y el crecimiento profesional.