La distracción, un freno para la educación en línea

Estudiante distraída miestras completa un MOOC

El comportamiento multitarea y la distracción pueden ser causas que minen la efectividad de los cursos a distancia.

Imagen: Bigstock

De acuerdo a un estudio, los estudiantes que toman cursos en línea están expuestos a más distractores que en cursos presenciales, situación que afecta el aprovechamiento de las asignaturas. Los bajos porcentajes de completitud de este tipo de programas parecen ratificar esta tesis. 

A diferencia de un salón de clases, en la comodidad del hogar, cafetería o biblioteca es más probable que los estudiantes envíen mensajes de texto, contesten correos electrónicos, platiquen en Facebook o WhatsApp, vean videos en YouTube, naveguen en Google, jueguen videojuegos o escuchen música, entre muchas otras actividades.

Comportamiento multitarea en línea

Un estudio realizado por investigadores de Kent State University, Ohio, EE. UU., confirmó lo que para muchos parece obvio: los estudiantes en línea efectúan tareas múltiples en mayor medida que sus pares en clases presenciales. El resultado es un desempeño académico pobre.

Los investigadores analizaron el comportamiento de 300 universitarios que tomaron cursos en línea y presenciales. El 25 % señaló estar más propenso a escuchar música, enviar mensajes de texto, platicar en redes sociales o navegar por Internet en cursos online que en el aula.

Los estudiantes que tuvieron una mayor tendencia a la multitarea en educación a distancia obtuvieron una puntuación baja en pruebas académicas, a diferencia de los cursos presenciales donde demostraron mejor rendimiento. Incluso aquellos estudiantes que confiaban en su capacidad para autorregular este comportamiento no pudieron resistirse a ejecutar tareas ajenas en sus asignaturas en línea. De hecho, realizaron múltiples tareas con una frecuencia similar a la de otros estudiantes que se sentían más propensos a la distracción.

Andrew Lepp, profesor de Kent state university, señala: "En los cursos presenciales, un maestro físicamente presente y la presencia de estudiantes concienzudos ayudan a hacer cumplir las políticas del aula y las normas de comportamiento contra la multitarea".

Pocos MOOC completados

Otro foco rojo encendido en el panel de la educación en línea es la baja tasa de completitud de los cursos masivos en línea de educación. Como señala un artículo de la publicación Inside Higher Ed, investigadores del MIT examinaron los datos de 5,63 millones de alumnos de 12,67 millones de inscripciones a cursos en la plataforma educativa edX. Solo el 3.13 % completó sus cursos en el periodo 2017-18, en comparación con el 4 % de los dos años anteriores y casi el 6 % en 2014-15. ¿Qué está fallando?

A medida que las universidades dedican mayores recursos al desarrollo, la promoción y la provisión de educación en línea, se necesitará evaluar los pros y los contras del aprendizaje en línea.

El comportamiento multitarea y la distracción pueden ser causas que minen la efectividad de los cursos a distancia. Los desarrolladores de cursos en línea deben explorar soluciones tecnológicas y pedagógicas dirigidas a mantener a los estudiantes en línea enfocados. Se deberá entender que la educación en línea es fundamentalmente distinta a la presencial. En la actualidad, limitar la instrucción a distancia a videos y lecturas tradicionales es insuficiente para captar la atención de los estudiantes.

Más que desacreditar a la educación en línea es necesario que estas señales sean investigadas para mejorar su efectividad. Es crítico que se desarrolle contenido y experiencias educativas inmersivas que se adapten a cada estudiante con el apoyo de tecnología y, sobre todo, con métodos educativos más adecuados.