¿Qué motiva a los profesionistas a cambiar de carrera?

bigstock--221915575.jpg

Un nuevo estudio busca descubrir los motivos por los cuales las personas cambian de profesión y posicionar la enseñanza como una oportunidad para aquellos que buscan una opción de cambio de carrera satisfactoria y gratificante.

Imagen: Bigstock

Con el propósito de conocer qué motiva a las personas a cambiar de carrera o empleo, y buscar que este cambio los lleve a la docencia, un nuevo informe de Censuswide ofrece una perspectiva sobre el tema.

Dado que la intención de la encuesta es motivar a las personas a considerar la docencia y posicionar la enseñanza como una carrera satisfactoria y gratificante, es muy interesante ver qué motiva a otras personas a quedarse o irse de un trabajo.

Entre los motivos que Censuswide encontró sobre los aspectos que más valoran las personas de su trabajo, las respuestas más populares correspondieron al compañerismo (36%), seguida de una sensación de logro (34%). Sorprendentemente, el potencial de ingresos se posicionó hasta el cuarto lugar (30%). Otro de los factores que, de acuerdo al estudio, motiva a las personas a cambiar de profesión es la de contribuir significativamente a la sociedad a través de su trabajo.

¿Cuántas personas sintieron que probablemente, o definitivamente, cambiarían de carrera? Según el estudio, el 39% de las personas se sienten tan frustradas con lo que hacen que dejarían su puesto actual, mientras que el 34% siente que su trabajo no tiene sentido, por lo que también cambiarían.

Pero, ¿qué significa esto para la enseñanza? ¿La gente está considerando esta labor como una nueva trayectoria profesional? El 44% de los encuestados opinó que sería un gran maestro, pero solo el 14% dijo considerar transicionar a la docencia. Esto demuestra que se deben hacer más esfuerzos para promover la enseñanza como una oportunidad para aquellos que buscan contribuir a la sociedad a través de su profesión.

En cuanto a los que contestaron que piensan que podrían ser buenos maestros, enumeraron distintas razones, entre ellas, que son buenos explicando cosas, buenos con los jóvenes, piensan que pueden hacer que el aprendizaje sea más divertido, la pasión que tienen por un tema específico y, por último, su deseo de hacer una diferencia en el mundo, los llevaría a considerar la docencia.

Aunque este estudio se realizó en el Reino Unido, puede ser de gran ayuda para redefinir el prestigio de ser docente y posicionar la enseñanza como una profesión de gran valor para la sociedad. Uno de los factores que llevan a la indecisión sobre ser o no profesor, es la falta de apoyo para el desarrollo profesional.

El interés está allí, los gobiernos y las instituciones podrían hacer un esfuerzo más significativo para transformar ese interés en una realidad. Sin embargo, es importante que la enseñanza no se convierta en una ruta de escape o una alternativa fácil para aquellos que no saben qué hacer con su trayectoria profesional.

Convertirse en un educador no debe tomarse a la ligera, es un trabajo exigente y esencial para la sociedad. El hecho de que alguien sea excelente en finanzas, por ejemplo, no lo convierte en un buen maestro. Esta forma de ver la docencia como respaldo o una profesión “fácil”de entrar está perjudicando gravemente a la profesión.

Sin embargo, es interesante ver cuántas personas consideran cambiar de carrera en su búsqueda de un trabajo significativo, lo que puede explicar el interés en la enseñanza. ¿Qué otra profesión ofrece un impacto tan significativo en el mundo como la docencia?