Deloitte: las diez tendencias del futuro del trabajo

empleados viendo el futuro del trabajo

Deloitte sugiere que las empresas deben reinventarse con un enfoque más humano.


Imagen: Bigstock.

Un informe reciente de Deloitte señala que las organizaciones que buscan prosperar en el futuro deberán adaptarse a los cambios tecnológicos sin olvidar el empoderamiento de sus empleados y mediante acciones, productos y servicios que beneficien a la comunidad en la que funcionan.

El informe Tendencias en capital humano de Deloitte, revela la opinión de 10,000 trabajadores de 119 países. La investigación sugiere que las empresas deben reinventarse con un enfoque humano. 

Una empresa social

Los investigadores describen el surgimiento de una empresa social cuya misión combina el crecimiento de los ingresos con el respeto y el apoyo a su entorno, clientes y empleados.

Deloitte aconseja cinco principios que las organizaciones deben tomar en cuenta para lograr esta transformación.

  • Propósito y significado: crear productos, servicios y obras que sean buenas para las personas, los clientes y la sociedad.

  • Ética y equidad: uso de datos, tecnología y sistemas de manera confiable. 

  • Crecimiento y pasión: diseñar trabajos permitiendo a las personas crear y sumar sus ideas. 

  • Colaboración y relaciones personales: construir equipos y conexiones humanas en el trabajo. 

  • Transparencia y apertura: compartir información abiertamente y discutir los desafíos en toda la organización.

¿Qué entorno y transformaciones se avecinan en las organizaciones?

Diez tendencias en capital humano en el futuro del trabajo

  1. Crece la fuerza laboral alternativa. El trabajo por cuenta propia, también llamado freelance, ha crecido y se ha generalizado. Se deben crear mejores prácticas y plataformas para emplear a este tipo de trabajadores.

  2. El nacimiento de los "supertrabajos". Las organizaciones deben rediseñar y crear roles que combinen características tradicionales y, al mismo tiempo, aprovechen la productividad y eficiencia que brindan las innovaciones tecnológicas.

  3. Liderazgo con habilidades tradicionales y del siglo XXI. Se requieren líderes con habilidades comerciales tradicionales que se adapten a continuos cambios, que puedan aceptar la ambigüedad y la incertidumbre, además, que entiendan y administren tecnologías digitales, cognitivas y basadas en inteligencia artificial.

  4. Una experiencia laboral más humana. Los empleadores deben ser capaces de comprender las aspiraciones de los trabajadores y, por otro lado, conectar el trabajo de los empleados con el impacto que tiene en la organización y en la sociedad.

  5. Rendimiento organizacional basado en la colaboración. Es fundamental un cambio de las jerarquías a los equipos. Las organizaciones deben actualizar el liderazgo, el diseño del trabajo y las recompensas para abordar los retos actuales.

  6. Recompensas laborales más justas. Para motivar a su gente, las organizaciones deben desarrollar recompensas que respondan a las expectativas y necesidades de los trabajadores. Es necesaria una mejor comunicación y relación con los empleados.

  7. Reclutamiento con tecnología. Las organizaciones deben reconsiderar cómo acceder al talento movilizando recursos internos, encontrando personas en la fuerza laboral alternativa y aprovechando la tecnología para aumentar la productividad del reclutamiento.

  8. Aprendizaje a lo largo de la vida. La evolución de los trabajos exige nuevas habilidades. El aprendizaje se está convirtiendo en una actividad permanente integrada con el trabajo. Las empresas requieren una cultura que incentive el aprendizaje continuo y un enfoque en ayudar a las personas a identificar y desarrollar nuevas habilidades.

  9. Actualizar el talento de las empresas. Las organizaciones deben ofrecer a sus trabajadores oportunidades de crecimiento a todos los niveles, no solo gerentes y líderes de equipo. La tecnología debe facilitar la movilidad de empleados entre funciones, trabajos y proyectos, así como desplazamientos de manera geográfica.

  10. Tecnología de recursos humanos enriquecida. Las empresas  deben repensar su estrategia de tecnología de recursos humanos, considerando servicios en la nube como base, pero explorando nuevas plataformas innovadoras, automatización y herramientas basadas en inteligencia artificial para complementar sus sistemas.

Expertos de Deloitte afirman que antes de pensar en cualquier meta financiera, las organizaciones necesitan preparar a sus empleados a través del aprendizaje continuo y  comenzar a trabajar en un entorno con prácticas de liderazgo efectivas y flexibles.

Si quieres conocer más sobre este reporte, o estudios específicos de México, Chile, Colombia, entre otros, visita el sitio web de Deloitte aquí