Habilidades transversales: El nuevo capital humano

power skills

Las habilidades transversales son necesarias para mantenerse vigente en el mercado laboral.

Foto: Bigstock

Las habilidades transversales o power skills han probado ser más necesarias que nunca en un mercado laboral que tiende hacia la creación de empleos en el área de tecnología.

Trabajos como desarrollador de blockchain, arquitecto de la nube, ingeniero en aprendizaje autómata y analista en inteligencia de negocios entre otros, tendrán alta demanda durante el 2019. Estas son señales de que el mercado laboral está cambiando cada vez más rápido y es seguro que los empleos que más se están solicitando al principio de este año, no serán los mismos que se requerirán el siguiente.

Carlos González, director académico en la Universidad de Castilla-La Mancha comentó sobre la raíz de una nueva crisis educativa provocada por estos cambios.

Os estamos formando para un mundo que ya no existe

González arguyó la necesidad de educar para el mañana, en vez de para el hoy. Para lograr esto es necesario enfocarnos en aquello de lo que la tecnología carece y que el ser humano es capaz de aportar, esto es el factor humano y las habilidades transversales.

Según un estudio realizado por LinkedIn y basado en el análisis de los perfiles de sus usuarios, las habilidades transversales que otorgan mayor empleabilidad son:

  • Comunicación

  • Organización

  • Trabajo en equipo

  • Puntualidad

  • Pensamiento crítico

  • Creatividad

  • Adaptabilidad

La presencia de estas habilidades en un equipo de trabajo asegura una ambiente óptimo para cultivar relaciones laborales saludables que generen desarrollo humano, especialmente las habilidades de comunicación y pensamiento crítico.

Si bien, las demás habilidades pudieran ser imitadas hasta cierto punto por una máquina, todavía no hay un mecanismo que piense y discierne como una persona, o que comunique esos pensamientos asertivamente. Esto es, por que nuestros procesos para pensar y comunicar utilizan más que lógica y estructura, se trata, como sostiene González, de algo único e irrepetible, al menos por ahora: pasión y empatía.

Acercarse a las personas con empatía y asertividad, así como trabajar por pasión más que por deber, no debería ser tratado como un ideal ajeno a la realidad de los espacios laborales, debería ser la norma, dado que crea las condiciones para que todos en la oficina realicen siempre su mejor trabajo.

Por esto podemos decir que las habilidades transversales, o power skills son la base de la empleabilidad y el desempeño laboral, porque nos dan el poder de competir en un mercado laboral altamente tecnológico y cambiante.