Rompiendo las barreras de género en las becas deportivas

toni harris equipo.jpg

El desempeño deportivo de atletas femeninas en edad escolar alcanza nuevos niveles de excelencia.

Foto: espn.com

Las becas deportivas para mujeres no son algo nuevo, ya es normal que las universidades ofrezcan becas para atletas féminas en diversas disciplinas como gimnasia, atletismo, baloncesto y más. Sin embargo, todavía existen deportes en los que la proporción entre atletas hombres y mujeres está muy desbalanceada o simplemente no existe.

Deportes en los que hasta hace poco era casi impensable que las mujeres destacaran hasta llegar a un nivel competitivo en el que pudieran recibir apoyos económicos para asegurar sus estudios universitarios, pero las mujeres han roto la barrera de género destacando en deportes tradicionalmente “masculinos” como el fútbol americano, los eSports y el tiro al disco. Estas son sus historias.

La última línea de defensa

Toni Harris tiene 23 años y no es extraña a los retos. Fue puesta a cuidado del estado a los cuatro años, durante su estancia en la Universidad de Toledo fue diagnosticada con cáncer de ovario, que llevó a remisión, y este año aceptó una beca deportiva para jugar fútbol americano.

Otras mujeres habían alcanzado este logro, pero solo en la posición de pateadoras, Harris es la primera en recibir una beca deportiva en esta disciplina como jugadora defensiva.

Su habilidad para el juego le aseguró un lugar en la Universidad Central Metodista en Misuri, Estados Unidos. Su primera temporada con el equipo representativo de la universidad comenzó este 31 de agosto. Harris se siente segura de enfrentar el reto de jugar con equipos compuestos enteramente por hombres.

“No creo que esté fuera de la norma...Trindon Holliday pesaba 61 kilos y medía 1.70, yo soy mucho más grande.”

Comentó la jugadora sobre la retirada receptora de la NFL. Para Harris, el fútbol americano no se trata de ser físicamente fuerte sino mentalmente fuerte, preguntarse si se está lista para reaccionar y pasar a la siguiente jugada cuando un jugador ofensivo recibe la pelota. Si la respuesta es sí, tu lugar es el campo de juego, sostuvo Harris.

Foto por: Sports Illustrated.

Foto por: Sports Illustrated.

La leyenda de Inglaterra

Los videojuegos ni siquiera habían sido reconocidos como disciplina hasta hace poco, por lo que la cantidad de atletas competitivos que se dedican a los eSports es reducida en comparación a la de los que participan en deportes tradicionales, las atletas mujeres, son aún menos. Lo que hace que el logro de Julia Cwierz sea aún más impresionante.

La carrera de la estudiante de leyes ha abierto caminos y roto barreras que no habían alcanzado ni sus equivalentes masculinos. Después de incursionar en los eSports a los 13 años, descubrió el juego League of Legends en el que se posicionó firmemente como “jungler”, un rol útil para dictar la estrategia del equipo y apoyar a los compañeros de escuadra. Su modo de jugar, técnico y especializado, la colocó entre las mejores jugadoras del país y le consiguió el puesto de capitana en el primer equipo de League of Legends de la Universidad de Roehampton, escuadra con la que compitió en la Liga Nacional de eSports (NUEL) de Inglaterra.

Fue esta participación, y su excelente rendimiento académico, lo que finalmente le valió la beca deportiva por parte de la Universidad de Roehampton, la primera beca para estudios de educación superior otorgada a un atleta de eSports en Inglaterra.

Cwierz, principalmente enfocada a mantener la excelencia académica en su carrera, argumentó notar la baja presencia de mujeres en su disciplina y asumió como misión personal, contribuir generar un balance que traiga diversidad a las partidas online.

“Algo sobre lo que tengo una opinión fuerte es la representación femenina en los eSports. Actualmente no hay mujeres en los mejores equipos de League of Legends, aunque el 45 % de los gamers son mujeres”.

La jugadora agregó que su intención es crear un equipo de mujeres para promover la presencia femenina en la escena competitiva de League of Legends.

Foto: Julia Cwierz / Twitter.

Foto: Julia Cwierz / Twitter.

A la caza de un mejor futuro

El deporte de tiro al disco cuenta con una división femenil, por lo que no es nuevo que las mujeres compitan en esta disciplina, lo que sí es inusual es que una atleta de la división femenil consiga mejores puntajes que los participantes de la liga masculina.

Grace Marlen, competidora en el Programa Escolástico Nacional de Tiro al Disco en Marengo, Ohio, consiguió el máximo puntaje de 200 en competencia de 16 yardas, empatando con el campeón de la división masculina y posteriormente ganando una última ronda de tiro rápido acertando todos los 75 objetivos.

Fue este desempeño el que la convirtió en la primera mujer en ganar el puntaje completo de la competencia, además de una beca de 7600 dólares para la Universidad de Browning. Marlen argumentó la importancia de mantener la concentración en una competencia de tiro. Recalcó que se trata de una disciplina diferente a deportes como el fútbol o el baloncesto, en el que tienes compañeros cerca que ayudan a mantener a raya las distracciones o elementos que provoquen nerviosismo, especialmente en competencias de foros grandes.

“Estaba enfocada ese día, no llevaba la cuenta, pero sabía que si fallaba un tiro perdería tanto la competencia como la beca”.

La tiradora comentó haber tardado en captar la magnitud del logro obtenido. Marlen competía más por ella misma y por amor al deporte que con la intención de romper barreras de género, pero una vez que lo hizo comprendió la importancia del hecho. “Pensaba que sería genial ser la primera mujer en ganar la competencia completa, y la beca… tomó de 30 a 45 minutos después de terminado el evento pensar realmente en eso, pero cuando lo comprendí, no lo podía creer”.

Ganar el campeonato y la beca es un avance importante que beneficiará a mujeres que busquen practicar esta disciplina a nivel universitario y usarlo como recurso para asegurar estudios de educación superior.

Foto por: Derik Holtmann.

Foto por: Derik Holtmann.

El deporte en general es una de las plataformas más grandes para brindar apoyo económico a los estudiantes y abre oportunidades importantes no solo para dedicarse a determinada disciplina a nivel profesional posteriormente, sino de procurarse una educación de calidad y mejorar las posibilidades de forjar una carrera exitosa.

Si más mujeres obtienen estas instancias educativas con habilidades deportivas tradicionalmente asociadas con los hombres, la oferta educativa se diversifica, además de que se rompen preconcepciones importantes acerca de lo que las mujeres pueden hacer y se hacen presentes en espacios en los que no tenían representación, convirtiendo al deporte y la educación en lo que idealmente deberían ser: una herramienta de ecualización social.