El Tec de Monterrey define su plan rumbo al 2030

OoRiX7Z-696x463.jpeg

Salvador Alva, presidente de la institución, presentó los ejes que definirán a la institución en la próxima década.

Imagen: Tec de Monterrey

Por: TecReview

Una educación que no solo prepare para el trabajo, sino para la vida y de manera continua, será el centro de la nueva visión al 2030 del Tecnológico de Monterrey.

“Estamos empezando a vivir un cambio en nuestro planeta que avanza a un ritmo exponencial, en lo que muchos han llamado la Revolución 4.0”, afirmó Alva, frente a los consejeros de la institución en su reunión anual 2019.

“Liderazgo, innovación y emprendimiento para el florecimiento humano”, sintetizará la nueva visión del Tec, que enriquece la actual, en la que el liderazgo y el emprendimiento son ya distintivos.

Dentro de las tendencias de cambio global, el Tec identificó cinco que impactarán directamente la educación:

  1. Un mundo sin fronteras. La sociedad actual plantea nuevas formas de interacción y generará preguntas de este tipo: ¿cómo aprovechar el poder de las redes globales y generar valor?

  2. Un mundo compartido. Esta tendencia reta a entrenar líderes en una economía distribuida y no centralizada y a generar confianza en el conocimiento compartido.

  3. Ciudades abiertas. La rápida urbanización y concentración de talento ofrece dilemas sobre el cómo hacer las ciudades más innovadoras y humanas, grandes campus de conocimiento compartido.

  4. Aprendizaje de por vida. El 85% de los trabajos para el 2030 no ha sido inventado y esto es un ejemplo de que el modelo tradicional deberá ser complementado por nuevas formas de aprendizaje y certificación para el desarrollo profesional y personal.

  5. La era de la simulación. La inteligencia artificial, la realidad virtual y el big data convergerán generando nuevas maneras de recibir y valorar la educación.

El nuevo rol de las universidades

Todo se resume, sintetizó Alva, en si la universidad nos debe preparar para el trabajo o para vivir, afirmando que en el Tec, se apostará por lo segundo.

“Uno de los diferenciadores del ser humano ha sido su inteligencia, pero ahora la inteligencia artificial va a superar en muchos aspectos a la humana”, planteó Salvador Alva.

“Esto es al mismo tiempo una gran oportunidad y un gran reto del futuro que nos obliga a cuestionarnos el rol de los seres humanos en este nuevo mundo”, añadió.

También “vivimos en un mundo en el que hay poca confianza en las instituciones (…) donde aún no es común compartir y trabajar en forma colaborativa. Tendremos que repensar el papel que jugarán y la responsabilidad que asumirán las universidades”, dijo Alva. “La gran interrogante es si la universidad nos debe preparar para el trabajo o para vivir”.

Cuatro diferenciadores para el florecimiento humano

Tec de Monterrey.

Tec de Monterrey.

El Tec de Monterrey seguirá su visión de educación con “Liderazgo, innovación y emprendimiento para el florecimiento humano” enfocado en cuatro diferenciadores clave:

  1. Poner la persona al centro, para crear un mundo sostenible

  2. Crear polos de investigación, innovación y emprendimiento

  3. Ser una plataforma de aprendizaje experiencial y personalizado

  4. Ser impulsor de la transformación de ciudades y comunidades


Los nuevos valores del Tec y el Modelo Tec21

“Una visión puede ser poderosa e inspiradora y sin duda, es un gran comienzo, pero es solo el 10% del camino; el resto es trabajar en la organización y la cultura”, expresó Salvador Alva. Además destacó que en los últimos cinco años se ha trabajado fuerte en una nueva cultura organizacional y enlistó los cinco valores que deberán caracterizar a la institución hacia el 2030.

  1. Innovación: disrupción que genera valor

  2. Integridad: libertad con responsabilidad

  3. Colaboración: juntos alcanzar la visión

  4. Empatía e inclusión: poner siempre en primer lugar a las personas

  5. Ciudadanía global: trabajar por un mundo sostenible


Tec, TecSalud Y TecMilenio

Para hacer posible esta visión rumbo al 2030, no solo el Tecnológico de Monterrey sino también, Tecmilenio y TecSalud serán esenciales.

Guillermo Torre, rector de TecSalud, explicó que el enfoque de bienestar, prevención y longevidad de las personas será clave. Agregó, además, que habrá dos grandes iniciativas de investigación de alto impacto: un proyecto de secuenciación genómica de 100 mil mexicanos y uno de terapia celular y regenerativa.

En tanto, Héctor Escamilla, rector de la Universidad Tecmilenio, destacó el reconocimiento que han recibido como la primera universidad positiva en el mundo y destacó su visión de “personas positivas con propósito de vida y las competencias para alcanzarlo”.

“Hoy tenemos la fortuna de haber heredado una institución admirable, que es una plataforma maravillosa con credibilidad y capacidad, poco común en nuestro país, desde la cual aspiramos a tener un impacto transformador aún mayor”, resumió Salvador Alva. “Hagamos que el mundo del mañana, donde el ser humano florezca, no se pueda entender sin la aportación fundamental del Tecnológico de Monterrey”, finalizó.