¿Por qué el talento no es lo más importante al momento de contratar?

rockstar en la oficina

Las habilidades y capacidades profesionales son atributos deseables, pero el trabajo en equipo es crucial.

Foto: Bigstock

La cultura de la contratación y retención de personal gira en torno al talento. Para llenar una vacante se busca al candidato, los skills exactos, el mayor número de recursos y la máxima capacidad de trabajo.

Se busca a la persona que llene los requerimientos de entrada, pero no se cuenta con los criterios para seleccionar a personas con las aptitudes para continuar a futuro y proteger la inversión de la empresa a largo plazo. Cuando tenemos una tendencia como esta dominando las dinámicas de captación, constantemente nos encontramos con el arquetipo del empleado rockstar, cuyo perfil puede disparar la productividad de la empresa en la primera fase tras su contratación, pero después de un tiempo, una actitud negativa mal cuidada puede propiciar pérdidas mayores a las ganancias que aseguró su integración a la empresa.

¿Quiénes son los empleados rockstar?

Un empleado rockstar es esa persona en la que puedes confiar para hacer el trabajo bien, que tiene todas las cualificaciones, habilidades y talentos para resolver cualquier problema que se presente en tu rubro de trabajo. Y, que al menos en papel mostrará el perfil idóneo para encajar en tu compañía y con tu equipo de trabajo.

Este “perfect match”, rara vez viene sin una que otra desventaja propia de la naturaleza de este tipo de empleados. Puede ser que su gran habilidad para desarrollar determinado tipo de tareas le haya orillado a trabajar sin compañeros la mayor parte del tiempo, por lo que su nivel de escucha y capacidad de cooperación podrían ser débiles.

En algunas ocasiones, los empleados rockstar tienden a trabajar con sus propias reglas, y su valor en la empresa puede facilitar dinámicas que debiliten el liderazgo en la compañía. La influencia que tienen estos empleados sobre el resto del personal también es algo que debe observarse, dado que cualquier situación de inconformidad que desarrolle este empleado, la puede proyectar al equipo, afectando negativamente el ambiente de trabajo.

La productividad de un trabajador estrella es un recurso muy atractivo para las empresas, pero hay que tener cuidado en qué otros patrones de conducta podríamos estar introduciendo en la compañía.

¿Cómo sacar lo mejor de un empleado rockstar?

En una empresa puedes tener un montón de personas brillantes, pero lo que los motiva a compartir ideas, inquietudes, contribuir al proceso de pensamiento de otra persona y advertir al grupo sobre riesgos potenciales, es la conexión que tienen entre ellos

Margaret Heffernan, empresaria, escritora y profesora de medio tiempo en la Universidad de Bath, explica puntualmente lo que hace a un equipo trabajar más allá del talento de sus miembros.

Un correcto manejo del personal, ya sea rockstar o no, proviene del liderazgo y la organización en el trabajo. Es necesario conocer a fondo las habilidades y debilidades de todo el equipo para desarrollar estrategias y soluciones, ayuden a todos a trabajar mejor.

La institución también arguye que en la educación de líderes es fundamental generar profesionales capaces de aprovechar las fuerzas y sortear la debilidades de todos los integrantes en una oficina.

En el caso de los empleados rockstar, la clave para trabajar con un empleado de grandes habilidades y ambiciones es asegurarse que su humildad, su aptitud para conectar con otros y su presteza para trabajar en equipo sean igual de fuertes.

Estos atributos pueden detectarse desde la fase de entrevistas, con las preguntas correctas y escuchando con atención cómo se expresa el candidato al responder cuando se le cuestiona por algún reto en específico en trabajos anteriores, ¿se centra solo en lo que hizo para superar la crisis, o incluye las acciones de los otros miembros de su equipo que le apoyaron?, entre una pregunta y otra, ¿espera a que el entrevistador termine de hablar para responder, o interrumpe para aportar información que considera valiosa?, ¿se dirige a sus interlocutores con respeto o con arrogancia?

Los empleados rockstar pueden ser una buena adición a los equipos de trabajo pero es importante distinguir los atributos que dificultan a una persona integrarse eficientemente a una empresa, y crecer junto con esta, porque al final de cuentas, no se puede mover una carreta con una sola rueda, por más perfecta que sea.